miércoles, 5 de junio de 2013

Características ecológicas básicas de los Hominini

Paleobotánica y paleoclima de los homínidos tempranos del Este de África. Doris Barboni, 2014.
El microdesgaste dental se forma en la superficie del esmalte durante la masticación por la interacción con las partículas abrasivas de la comida. Constituye una herramienta muy útil para conocer la dieta de nuestros antepasados.


Entornos abiertos
Entornos semicerrados
Bosque
Dieta frugívora


Condición ancestral de los homínidos.
Dieta poco abrasiva
Paranthropus
Australopithecus afarensis
Paranthropus
Paranthropus boisei
Homo habilis
Paranthropus aethiopicus
Australopithecus africanus
Dieta muy abrasiva
Homo ergaster

Paranthropus robustus

Australopithecus anamensis


De los restos recogidos en los distintos yacimientos, se infiere que los homínidos representaban menos del 1% de la macrofauna.

Partiendo de una dieta de hojas y frutos, los homínidos expandieron su menú hace 3,5 millones de años con  pastos tropicales y juncias.
Esta es la conclusión principal de estudios de isótopos de carbono en el esmalte dental fosilizado (Wynn, Cerling, Sponheimer, et al, 2013)

Las proporciones de carbono-13 con respecto al  común (carbono-12) revelan si se consumió C3, C4 y CAM. Los animales que comen plantas C4 y CAM enriquecen las cantidades de carbono-13.
  • Plantas C3 incluyen árboles, arbustos y matorrales, y sus hojas y frutos, la mayoría de verduras, hierbas de estación fría y granos como alfalfa, trigo, avena, cebada y arroz, soja, hierbas y maleza no verde.
  • Las plantas C4 son pastos de estación cálida o tropicales y juncias y sus semillas, hojas u órganos de almacenamiento como raíces y tubérculos. Las plantas C4 son comunes en las sabanas y los desiertos africanos. Gramíneas C4 incluyen el sorgo. El maíz y el mijo son granos C4.
  • Las plantas CAM son las suculentas tropicales como el cactus, y el agave.
Cambios en el ecosistema africano entre 4,5 y 3,5  Ma.

Según investigaciones anteriores, hace 4,4 Ma los homínidos se alimentaban preferentemente de hojas C3 y frutas.
Hace 4,2-4 Ma, el 90% de la dieta de Australopithecus anamensis era igualmente de hojas y frutas.
Hace 3,4 Ma se produce un cambio transcendental en la dieta.
  • Australopithecus afarensis se alimentaba de grandes cantidades de pastos C4 y juncias: un 22% en promedio, pero con una gran variedad entre los individuos. También consumía algunas plantas suculentas. No sabemos las razones de esta ampliación de la dieta, ya que el paisaje no habia cambiado.
  • Kenyanthropus platyops disfrutaba de una dieta muy variada de árboles y arbustos C3 (60%) y pastos y juncias C4 (40%) con una variación muy grande entre los individuos.
Entre 2,7-2,1 Ma Australopithecus africanus y Paranthropus robustus comieron alimentos de árboles y arbustos, pero también hierbas y juncias, también con gran variación entre los individuos.
Entre 2-1,7 Ma los homínidos probablemente se extendieron hasta la Falla Albertina (Isabelle Crevecoeur et al, 2014).
  • La dieta de los primeros Homo consistía un 35% en hierba y juncias, en parte procedente de la carne de herbívoros.
  • La dieta de Paranthropus boisei era de hierba en un 75%, mucho menos variada que la de Homo.
    • Las dietas de P. boisei, P. aethiopicus P. robustus eran diferentes.
Magill et al (2016) han investigado los patrones de vegetación en la garganta de Olduvai hace 2 Ma (FLK Zinj). Los biomarcadores evidencian un paisaje local variado, con bosques en mosaico, cerca de un pequeño humedal de agua dulce, que facilitó el acceso la caza de grandes animales que allí acudían, rodeado de un prado abierto. Los biomarcadores del humedal indican la presencia de diversas plantas comestibles.

Hace 1,4 Ma, en Turkana, Homo había aumentado la proporción de los alimentos a base de hierba al 55% por ciento.
Hace 10 ka la dieta de los Homo sapiens de Turkana estaba dividida entre árboles y arbustos C3 y plantas C4 y probablemente carne, en proporciones casi idénticas a las que aparecen en los modernos norteamericanos. Según Schaller y Lowther (1969), para comprender la socialidad de los primeros Homo, podrían ser más productivas las inferencias a partir de los carnívoros sociales, ecológicamente similares, que las comparaciones con los primates.

Los seres humanos: los únicos primates que sobreviven con una dieta de hierbas C4, mientras que Theropithecus (los babuinos) representan el único género de primate que consume principalmente pastos C3.

Se ha comprobado la relación entre el tamaño de los dientes y el consumo de hierbas y juncias. La resistencia del esmalte dental de los homínidos tempranos era mucho mayor que en los humanos actuales (Charles Ziscovici et al, 2014).
Relación entre los valores de carbono-13 y las áreas dentales.


Te puede interesar: