sábado, 20 de abril de 2013

Homo sapiens antiguos anatómicamente modernos (130-100 ka).


Ngaloba man
LH 18. Homo sapiens. Credit: Günter Bräuer.
  • LH 18 (Laetoli Hominid 18, encontrado el 1976 en Ngaloba, Laetoli, Tanzania. >0,12 Ma. Frontal oblicuo y relativamente aplastado, con relieve supraorbital poderoso y continuo. Las paredes craneales tienen un considerable grosor. La región occipital es regularmente convexa y el rostro no voluminoso. Day, Leakey y Magori 1980.
  • Mumba XXI (Tanzania 1977). Varios molares. Bräuer y Mehlman 1988 ; Mehlman 1989.
  • Equus Cave (África del Sur 1980) 
  • Die Kelders Cave (África del Sur 1980) 
  • Border Cave (África del Sur, 1940, 42, 76). 
    • Cráneo y varios poscraneales de adulto masculino. 
    • Mandíbula, otros fragmentos de cráneo, mandíbula y poscraneales de un niño. 
    • Resto mandibular.
  • Blind River, África del Sur. 118 ka. Asociado a artefactos.
Según Ilan Gronau (2011), los San se separaron del resto de las poblaciones africanas hace aproximadamente 130 ka.


Fragmentos hallados en Klasies River Mouth

Norte de África

Hace 130 ka el Sahara era una zona de lagos y riveras. En este tiempo y lugar surgen las primeras formas inequívocas de comportamiento moderno conocidas hasta el momento.
Los yacimientos aterienses se extienden de Marruecos a Libia con una datación entre 145-70 ka.
En la Cueva de los Contrabandistas (Costa atlántica, Marruecos) se halló en 2011 Bouchra, cráneo de un individuo de unos 6-8 años de edad, datado en 108 ka. Tiene unos dientes enormes y esta característica lo relaciona con los primeros sapiens que abandonaron África. Para Hublin es posible que poblaciones aterienses se estableciesen en el este de África para desde allí iniciar el out of Africa hace 60 ka. Hublin et al (2012) analizaron más de 50 dientes hallados en yacimientos aterienses encontrando un parecido sorprendente con los del cráneo y mandíbula de Pestera cu Oase, correspondiente a los europeos más tempranos. El cráneo de Nazlet Khater (Egipto), datado en 40 ka liga también a los aterienses con los europeos tempranos (Hublin y Klein, 2011).
Por otra parte, puede haber una relación con las poblaciones de Oriente Medio: el cráneo Dar-es-Soltan 5 (Rabat, Marruecos), datado en 80 ka es muy similar al de Qafzeh, datado en 100 ka, con torus supraorbital pero con características modernas, como una dentición reducida en tamaño. También en Dar-es-Soultane se halló una mandíbula (Ferenbach, 1976; Hublin, 1993, 2000; Cartmill y Smith, 2009).
De datación similar son el cráneo y mandíbula de Témara (Rabat, Marruecos) (Ferenbach, 1976; Hublin, 1993; Cartmill y Smith, 2009). Témara 2 es un craneo fragmentario con un occipital redondeado y carece de torus supraorbital. La mandíbula es moderna.

Problemas de clasificación

Los fósiles africanos del Pleistoceno medio son muy similares morfológicamente a los humanos mesopleistocenos europeos. Aunque la mayor parte de las dataciones son dudosas, en este grupo podemos situar a los fósiles de Bodo, Eyasi, Ndutu, Salé y Broken Hill. Merced a esta similitud, muchos científicos incluyen a estos fósiles africanos junto a los fósiles del Pleistoceno medio europeo en la especie Homo heidelbergensis. Pero la similitud morfológica es únicamente debido a su estrecha relación evolutiva, porque comparten un antepasado común muy próximo en el tiempo. En los fósiles de la línea evolutiva africana pueden observarse algunas características que darán lugar a Homo sapiens, y por lo tanto, para Juan Luis Arsuaga, deben clasificarse como una especie distinta: Homo rhodesiensis.

Características morfológicas

  1. Esqueleto craneal y poscraneal prácticamente idéntico a los humanos actuales.
    1. Capacidad craneal 1.400 cc. Cráneo redondeado. Bóveda elevada y ensanchada en su parte superior. Frente alta. Arcos supraorbitarios muy reducidos. Cara pequeña con mentón prominente.
    2. Sistema masticatorio reducido, situado total o casi totalmente bajo la parte anterior de la caja craneana. Prognatismo reducido.
    3. Esqueleto poscraneal menos robusto. Pelvis más estrecha y grácil. Huesos delgados y esbeltos. Extremidades más largas.
  2. Lenguaje articulado y complejo.

Modos de vida.

  1. Eric Trinkaus sostiene que estos individuos se basan menos en la fuerza corporal y más en útiles elaborados y otras innovaciones tecnológicas. 
  2. La cara y la dentición pequeñas pudieron ser favorecidas por una menor utilización de los dientes como herramientas. No existe consenso sobre el significado funcional del mentón. 
  3. Habitación en cuevas y chozas construidas con pieles y reforzadas con Piedras en la base y colmillos de mamuts. 
  4. Cazadores recolectores. 
  5. Migradores estacionales. 
  6. Cultura lítica perfeccionada (Auriñaciense, Magdaleniense etc.) 
  7. Elaboración de objetos de hueso y marfil. 
  8. Explosión de manifestaciones artísticas de forma puntuada no gradual: Pintura rupestre, escultura, etc. 
  9. Ritos funerarios simbólicos.
Bibliografía:
  • Butzer, Karl W. "Sediment stratigraphy of the Middle Stone Age sequence at Klasies River Mouth, Tsitsikama Coast, South Africa." The South African Archaeological Bulletin 33.128 (1978): 141-151. 
  • Rightmire, G. Philip, and Hilary J. Deacon. "Comparative studies of Late Pleistocene human remains from Klasies River Mouth, South Africa." Journal of Human Evolution 20.2 (1991): 131-156. 
  • Lam, Yin M., Osbjorn M. Pearson, and Cameron M. Smith. "Chin morphology and sexual dimorphism in the fossil hominid mandible sample from Klasies River Mouth." American journal of physical anthropology 100.4 (1996): 545-557. 
  • Grine, Frederick E., et al. "Additional human fossils from Klasies River Mouth, South Africa." Journal of human evolution 35.1 (1998): 95-107.