miércoles, 9 de diciembre de 2015

¿Cómo pudieron llegar a Europa los primeros Hominini?

The first Europeans
Llegada a Europa de los primeros Hominini. Roberto Sáez.
  • Gibraltar. Si se da por bueno el paso a la isla de Flores estos grupos de Hominini pudieron ser capaces de construir balsas.  El avance de los glaciares pudo producir un arco de tierras emergidas entre los Bancos de Fénix, en Marruecos y el Bajo de los Cabezos en España.
    • En el Sureste de Iberia se ha identificado una dispersión de fauna africana por la presencia de herramientas olduvaienses, Hippopotamus antiquus, Equus altidens y Homo
    • Otra dispersión posterior está soportada por la presencia del primate africano Theropithecus oswaldi, Homo y la tecnología achelense en el sureste de Iberia por vez primera en Europa (Carles Ferràndez-Cañadell, Francesc Ribot y Lluís Gibert, 2015).
    • La presencia en el sureste de Iberia de las primeras evidencias europeas de dispersiones africanas en dos momentos diferentes, sugiere que el Estrecho de Gibraltar fue una barrera permeable (Gibert et al, 2015).
  • Italia a través de las islas. No existe ninguna especie que pueda haber llegado a Sicilia exclusivamente desde África. 
  • Corredor de Levante (Bósforo y costa norte del Mar Negro). Es la vía de salida de África del erectus mejor documentada con hallazgos en Israel. En el yacimiento del monte Ubeidiya (Lago Tiberiades, Israel) aparecieron tres dientes datados en 1,3 Ma, asociados a utensilios achelenses de gran formato. Sin embargo, una dispersión transcaucasiana por encima de los 42º de latitud parece difícil debido a las condiciones climáticas hostiles. Igulamente, un viaje a través de Anatolia, cruzando Antitaurus, Taurus, Cárpatos, Alpes y Pirineos.
Gibert et al, 2015.
A. Escenario general de las dispersiones afroeuropeas durante el Pleistoceno Temprano.
B. Eventos de dispersión Out of Africa. El primero alcanza Dmanisi. La segunda dispersión se ha identificado en el sureste de Iberia por la presencia de herramientas olduvaienses, Hippopotamus antiquusEquus altidens y Homo. La tercera se ha identificado en el sureste de Iberia por la presencia de Theropithecus y la tecnología achelense. La presencia en el sureste de Iberia de las primeras evidencias de dispersiones africanas en dos momentos diferentes, sugiere que el Estrecho de Gibraltar fue una barrera permeable. Una dispersión transcaucasiana por encima de los 42º de latitud parece difícil debido a las condiciones climáticas hostiles. Igulamente, un viaje a través de Anatolia, cruzando Antitaurus, Taurus, Cárpatos, Alpes y Pirineos.
C. Paleogeografía de Gibraltar, cuando el nivel del mar estaba 120 m más bajo.
1. Orce.
2. Cueva Victoria.
4. Atapuerca.
5. Monte Poggiolo.
6. Pirro Nord.
7. Dmanisi.
8. Gester Benot.
9. 'Ubeidiya.
10. Thomas Quarry.
11. El Kherba.
12. Ternifine.
13. Ain Hanech.
14. Gona.
15. Konso Kandula.
16. Omo.
17. Turkana.
18. Peninj.
19. Olduvai.
20. Wonderwerk Cave.
21. Sterkfontein.
José María Bermúdez de Castro y María Martinón-Torres (2013) han propuesto un nuevo modelo teórico para explicar la evolución del género Homo en Europa durante el Pleistoceno Temprano y Medio: Después de la primera salida de África de los homínidos, la colonización de Europa puede ser el resultado de varias migraciones a partir de un área central de dispersiones de Eurasia (CADE), continuamente habitada por una "población de origen". Los cambios evolutivos se producen en la población de origen y se reflejan en los demos que migran hacia el este y el oeste del gran continente euroasiático, pero también pueden aparecer en sus "descendientes", y no siempre a nivel de especie. Las poblaciones en la CADE y las zonas periféricas se conectan de forma intermitente debido a la existencia de barreras geográficas y climáticas, posiblemente con el clima siendo la fuerza motriz de las expansiones, contracciones y extinciones locales. Podría haber entrecruzamiento entre poblaciones con un reciente origen común y que ocupan el mismo territorio. Durante la mayor parte del Pleistoceno, la ocupación humana de Europa dependía del reclutamiento de poblaciones de la CADE.