domingo, 27 de julio de 2014

Se confirma el carácter arcaico de Iwo Eleru

Cráneo de Iwo Eleru y situación geográfica
En 2011, Chris Stringer y Katerina Harvati publicaron el estudio de un cráneo de sapiens hallado en Iwo Eleru (Nigeria) en 1965 y datado en 13 ka. Presenta las características que corresponden a los sapiens arcaicos, lo que sugiere la supervivencia de los mismos hasta épocas muy recientes y su cruzamiento con sapiens modernos.
El hallazgo de especímenes relativamente recientes con rasgos arcaicos (Iwo Eleru, Ishango) ha sido interpretado como un resultado de la hibridación entre HAM y especies arcaicas, quizás Homo heidelbergensis. Hammer et al (2011) sugieren una introgresión en África Central de una rama que se separó de la del HAM hace ca 700 ka. Mendez et al (2013) estimaron una fecha de coalescencia de 581 ka para el cromosoma Y, fuera del rango de la datación de los fósiles de sapiens más antiguos conocidos, lo que puede reflejar una hibridacion con especies extintas.

Christopher M. Stojanowski  ha comparado Iwo Eleru con ejemplares contemporáneos africanos del Pleistoceno tardío y con poblaciones del Holoceno del centro y el oeste del Sahara, Valle del Nilo, y el este de África. Ha registrado datos craneométricos de 22 dimensiones neurocraneales, sometiéndolos a análisis de componentes principales y a la estimación de la distancia de Mahalanobis. El escalamiento multidimensional de las distancias indicó que Iwo Eleru quedaba fuera del rango observado de variación de otras poblaciones africanas supra-ecuatoriales del último Pleistoceno, lo que confirma los resultados anteriores que documentaron su divergencia de los neandertales, europeos de paleolítico superior y africanos modernos. La bóveda craneal es también distinta de la de los ejemplares del Holoceno subsahariano, Valle del Nilo, y poblaciones del este de África, lo que sugiere un flujo limitado desde África Occidental hacia el Sahara durante el Período Húmedo Africano. 

Estos resultados confirman la hipótesis de que la anatomía de Iwo Eleru refleja una hibridación con humanos arcaicos o la supervivencia a de poblaciones con anatomía neurocraneal más arcaica hasta el final del Pleistoceno.

Homo sapiens arcaicos recientes