lunes, 10 de febrero de 2014

Ardipithecus ramidus: por su basicráneo, en la línea evolutiva humana

Esta es la de 4,4 millones de años de edad, la base del cráneo del Ardipithecus ramidus de Aramis, área de investigación del Awash medio, Etiopía.  La base del cráneo de Ardi (en la foto), muestra los rasgos distintivos que separan los seres humanos y el Australopithecus de los monos, los investigadores dijeron que
Base del cráneo de Ardi (Ardipithecus ramidus)
William H. Kimbel, Gen Suwa, Berhane Asfaw, Yoel Rak y Tim D. White han estudiado la base del cráneo de Ardi.
Los hallazgos confirman la estrecha relación evolutiva de ARA-VP 1/500 (Ardi) con los seres humanos y Australopithecus, pero no con los simios.
En los seres humanos, las estructuras que marcan la articulación de la columna vertebral con el cráneo están en una posición más adelantada que en los simios (foramen magnum relativamente anterior), la base es más más amplia en el centro y más corta de adelante hacia atrás (basioccipital acortado), la pared de la cavidad timpánica está acortada mediolateralmente y las aperturas en cada lado para el paso de los vasos sanguíneos y los nervios están más separadas (desplazamiento lateral de los orificios de la carótida).

Caracteres derivados de los primeros homínidos
Interpretaciones