lunes, 26 de octubre de 2015

La Garma


Ubicación de La Garma, plano y sección. Luis C. Teira.

Ubicación

La Garma es una colina de 186 m de altura a 5 km de la desembocadura del río Miera en la costa actual de Cantabria, en la que se han descubierto once sitios arqueológicos, la mayoria en cuevas abiertas a la ladera meridional, con evidencias de presencia humana desde el Paleolítico Inferior.

Descubrimiento

Las cuevas del Mar y El Truchiro son conocidas desde pricipios del XIX, cuando fueron exploradas por Lorenzo Sierra. En 1991 se descubrieron La Garma A, La Garma B y la Galería Intermedia. En 1996, la Galería Inferior, en el marco de las excavaciones del Departamento de Ciencias Históricas de la Universidad de Cantabria. A partir de este descubrimiento se puso en marcha un ambicioso proyecto de investigación, en el curso del cual se localizaron nuevos yacimientos (cuevas de Peredo, Valladar, La Garma C, La Garma D y castro del Alto de la Garma).
Planta de la Galería Inferior de La Garma. Luis C. Teira.

Descripción

  • La Garma A es una cueva de corto desarrollo, abierta a 84 m de altitud, que finaliza abruptamente en una sima vertical que comunica con la Galería Intermedia. Las excavaciones practicadas han permitido documentar un depósito de unos 4 m de potencia, que se inicia en el Paleolítico Inferior (excavado en el exterior de la cueva, donde el retroceso de la visera del abrigo ha dejado la base de la estratigrafía al aire libre, recuperándose allí un conjunto achelense, con un techo de hace 126,5 ka y una base con una edad mínima de 300 ka) e incluye diversos estratos del Paleolítico Superior, un conchero mesolítico, indicios neolíticos, estructuras y estratos sepulcrales del Calcolítico y Edad del Bronce y algunos restos medievales en superficie.
    • Estrato C. Auriñaciense. Entre hace 37,5-32,2 cal ka. Ocupa unos 30 m2.
    • Estrato D. Limos estériles.
    • Estratos E y F, Gravetiense. Hace unos 30 cal ka.
    • Estratos G y H. Solutrense.
    • Estratos I, J, K, L, M, N y O, Magdaleniense Inferior, Medio y Superior.
  • La Garma B. Es una pequeña cavidad fosilizada que apenas alcanza los 30 m de longitud, abierta a 71 m sobre el nivel del mar. Excavada en tres campañas en 1995 y 1996, ha ofrecido fundamentalmente enterramientos del Calcolítico y la Edad del Bronce. 
  • Galería Intermedia, Se trata de un segmento del mismo piso del sistema que La Garma B, de la que está separada unos 15 m por reconstrucciones estalagmíticas. Actualmente se accede descendiendo una sima de 7 m de altura desde La Garma A. En superficie se han encontrado numerosas oseras, que alteran superficialmente un potente estrato con industrias del Paleolítico Inferior, sondeado en 1999. Al final de la galería se han localizado series de puntos en rojo atribuibles al Paleolítico Superior, así como carbones y una hoguera datados en la Alta Edad Media.
  • La Galería Inferior es una cueva de unos 300 m de desarrollo, situada entre 58 y 55 m de altitud, cuyo acceso original quedó cegado al final del Pleistoceno, permitiendo la conservación de suelos y estructuras del Paleolítico Superior y de un conjunto de arte rupestre. Actualmente se accede desde la Galería Intermedia, descendiendo una sima de 13 m de altura.
    • En la superficie de los primeros 70 m de la Galería se extiende un yacimiento del Magdaleniense Medio de más de 500 m2, con abundantes evidencias de estructuras  y miles de restos de fauna e industria lítica y ósea. 
    • En las paredes contiguas, se observan numerosos lienzos con arte rupestre paleolítico, de los que por el momento son accesibles únicamente los correspondientes a zonas de suelo cubiertas por planchas estalagmíticas. 
    • Existen otras dos importantes concentraciones de restos paleolíticos en superficie en dos áreas más interiores, a 90 y 130 m de la entrada original, donde también se han encontrado estructuras delimitadas por muretes de piedra seca adosados a las paredes. 
    • Además, a lo largo de toda la cueva se encuentran restos dispersos de la presencia de los grupos paleolíticos y numerosas pinturas y grabados rupestres.
    • En el amplio conjunto de arte rupestre se han podido diferenciar al menos tres fases: una del Paleolítico Superior inicial (manos en negativo, trazos pareados, series de trazos y puntos, quizá algunos animales en rojo); otra atribuible al Solutrense o el Gravetiense (pinturas rojas de animales, signos cuadriláteros, algunos grabados), y una tercera de cronología magdaleniense, con predominio de pintura negra y gran cantidad de grabados.
  • Cueva del Mar. Cueva con una amplia boca situada en la parte oriental del monte de La Garma. Se conservan restos cementados de un conchero mesolítico, que fue sondeado en 1999. 
  • Castro del Alto de La Garma. Recinto amurallado de forma ovalada y unos 18 000 m2, situado en la cima de la colina (Lám. I). Las excavaciones desarrolladas hasta 1999 han permitido localizar varias fases de ocupación del poblado y de construcción de las fortificaciones. Todas ellas se pueden atribuir a fases relativamente antiguas de la Edad del Hierro o incluso al Bronce Final. 
  • Otros yacimientos: En diversas covachas de la vertiente meridional de La Garma (El Truchiro, Valladar, Peredo, La Garma C, La Garma D) se han localizado restos arqueológicos del Calcolítico, la Edad del Bronce y la Edad Media, por lo general asociados a sepulturas.
La Garma. Esquema cronológico de los yacimientos. Arias y Ontañón, 2012.

Bibliografía