miércoles, 23 de septiembre de 2015

El Pirulejo

Ubicación de El Pirulejo. Miguel Cortés Sánchez et al, 2008.

Ubicación

Sur de la provincia de Córdoba, en el sector de la Sierra Subbética, a las afueras de la localidad de Priego de Córdoba, en las inmediaciones de la carretera comarcal de Priego a Almedinilla, al pie de la formación travertínica de Adarve1, a escasos metros del río Salado.

Descubrimiento

Fue descubierto de forma accidental en la finca denominada El Pirulejo, debido al vaciado de una grieta existente en la base del farallón rocoso, subvertical en ese sector, que realiza el propietario del terreno a finales del verano de 1983. Los materiales arqueológicos recuperados de esta forma correspondían a una inhumación doble, un individuo adulto y otro infantil, acompañados de un vaso de carena baja de tipo argárico, aunque sin ajuar metálico.

En 1988, con motivo de las obras que iban a emprenderse en la carretera comarcal Alcalá la Real-Priego que iban a afectar al emplazamiento, María Dolores Asquerino lleva a cabo una intervención de urgencia en la que se localizan depósitos sedimentarios.
El Pirulejo. Perfil estratigráfico. Miguel Cortés Sanchez, 2008.

Descripción

Asentamiento prácticamente al aire libre al pie de una zona de travertinos en el que se ha recuperado cultura material solutrense y magdaleniense, incluyendo arte mobiliar en piedra, asta y hueso, utilización de ocre y adornos de moluscos fluviales y marinos. Fauna de origen antrópico

Se ha obtenido la siguiente secuencia estratigráfica:
  • P/2. 
    • Estructuras funerarias de la Edad del Bronce.
    • Magdaleniense Superior Final Mediterráneo, con descenso brusco del material arqueológico y alteraciones postpaleolíticas.
  • P/3. Magdaleniense Superior Mediterráneo.
  • P/4. Magdaleniense Medio Mediterráneo. Datación de hace 14,4 ka. Restos humanos dentales y craneales.
  • P/5. Solutrense Evolucionado.
  • P/6. Paleolítico Superior. Apenas sondeado.

Excavaciones y Estudios 

M. D. Asquerino excavó en las campañas de  1988 y 1991 un área de 8 m2, llegando a una profundidad de algo más de 2 m desde la superficie original, sin alcanzar un nivel estéril, localizando inhumaciones de la Edad del Bronce.
En 1998, 2000 y 2001 se llevaron a cabo intervenciones para el cierre y mantenimiento del sitio, en las que se profundizó hasta 3 m de profundidad.

Bibliografía