sábado, 29 de agosto de 2015

Nuevo estudio de dos huesos de Dikika confirma carnicería con útiles líticos hace 3,39 Ma

Ubicación de DIK-55
Las marcas en un hueso largo de una criatura del tamaño de un antílope medio y en un hueso de la costilla de un animal del tamaño de un búfalo, hallados en la localidad DIK-55 de Dikika, Hadar, Etiopía, datados en 3,39 Ma, procedentes de sedimentos algo más antiguos que los que contenían restos de Australopithecus afarensis, fueron interpretadas por McPherron et al (2010) como el resultado del descarnamiento con herramientas líticas.

Manuel Domínguez-Rodrigo, Travis Rayne Pickering y Henry T. Bunn (2011) consideraron por el contrario que las marcas tenían un origen accidental al ser los huesos comprimidos en sedimentos abrasivos.

Detail of the marks on a fossilized rib bone, one of the two controversial bones. Image: Zeresenay Alemseged
Dos de la marcas objeto de estudio
Jessica C. ThompsonShannon P. McPherronRené BobeDenné ReedW. Andrew BarrJonathan G. WynnCurtis W. MareanDenis Geraads y Zeresenay Alemseged, han realizado un estudio mediante nuevos métodos estadísticos, que confirma la interpretación original de una carnicería con instrumentos de piedra.
Según los autores, los huesos fueron golpeados con enorme fuerza y ​​varias veces. Las marcas son más grandes, y tienen características diferentes a las de otros huesos del yacimiento.
Comunicado de Emory Health Sciences
Australopithecus afarensis
Lomekwiense y Preolduvaiense