miércoles, 29 de abril de 2015

El dimorfismo del Australopithecus afarensis

two femora bones
Fémures de Australopithecus afarensis. El de la izquierda corresponde a un macho y el de la derecha a Lucy. La diferencia entre ellos, da la impresión de un amplio dimorfismo sexual. Sin embargo, la inclusión de ejemplares de tamaños intermedios indica una variación en el tamaño en relación al sexo similar a los moderadamente dimórficos humanos modernos. Imagen: Phil Reno/Penn State.
La muestra fósil de Australopithecus afarensis incluye dos individuos de pequeño tamaño (AL 288-1 o Lucy y AL 128/129) junto a otros de tamaño mucho mayor (como AL 444-2 o AL 333). Por esta razón se ha venido considerando que la especie fue marcadamente dimórfica. Sin embargo, tales comparaciones ignoran por completo las muestras de tamaño intermedio y el hecho de que Lucy y AL 333 podrían estar separados por decenas de miles de años, de tal manera que la variación del tamaño puediera muy bien reflejar una variedad de factores.
Por otra parte, el método recientemente desarrollado de Media Geométrica (GMM) concluye también en un elevado dimorfismo sexual de afarensis (Gordon, Green y Richmond, 2008), si bien se ha basado casi exclusivamente en el tamaño de Lucy y en una muestra reducida a 17 especímenes que representan probablemente 14 individuos. Estos autores establecen una relación isométrica entre las dimensiones esqueléticas y la masa corporal, sin embargo la masa y el dimorfismo esquelético no tienen las mismas relaciones entre los seres humanos y los simios, por lo que la tarea de inferir el dimorfismo de masa a partir del dimorfismo esquelético es difícil o imposible para los primeros Hominini (Reno et al, 2003Gordon, Green y Richmond, 2008Plavcan, 2012b).

Plavcan (2012b) y Gordon (2013) han propuesto un aumento en el dimorfismo de Australopithecus debido a la reducción del tamaño de las hembras que reducirían así el consumo de energía y aumentarían su fecundidad (Pickford, 1986a; Lovejoy, 2009Gordon, 2013). Alternativamente, la presencia de individuos de muy pequeño tamaño, presumiblemente hembras, puede reflejar simplemente variabilidad de la especie (Suwa et al, 2009).

Philip L. Reno y C. Owen Lovejoy han utilizado el Template Method (TM) para calcular el dimorfismo de Asutralopithecus afarensis.
  • El Template Method utiliza los esqueletos bastante completos de Lucy (AL 288-1) y Kadanuumuu (KSD-VP-1/1) como muestras para estimar las relaciones de tamaño de los diferentes especímenes, de forma que ha sido posible incluir a 42 de ellos en el análisis, que representan probablemente 25 individuos.
De acuerdo con los resultados, el dimorfismo esquelético de afarensis resulta similar al de los humanos modernos e intermedio entre los chimpancés y los gorilas. Los especímenes extremos como Lucy, AL 128/129, Kadanuumuu, y AL 333-3 se pueden acomodar dentro de las distribuciones humanas.

La superposición apreciable entre el tamaño de ambos sexos sugiere una ausencia de selección dirigida por el aumento de tamaño masculino. El peso de Ardi (hembra) se ha estimado en 50 kg, similar al de los especímenes mayores de afarensis (McHenry, 1992), lo que sugiere que el tamaño de los primeros Hominini fue en general estable. El aumento en la fecundidad pudo deberse a una moderación en la agresión interindividual, como sugiere la feminización del canino del macho (Lovejoy, 2009), sin que se hubiese modificado la dieta (Suwa et al, 2009).

Australopithecus afarensis