domingo, 26 de octubre de 2014

Australopithecus afarensis: El paleoambiente de Laetoli confirma una alimentación oportunista generalista.

Ubicación de Laetoli
Los hallazgos en los esqueletos de Australopithecus afarensis muestran que se trataba de una especie que caminaba erguida sin nudilleo pero que también trepaba a los árboles. Lo más probable es que vivieran en pequeños grupos con cierta colaboración entre los individuos (José Enrique Campillo, 2005), durmieran en nidos construidos en los árboles con ramas y en cuevas poco profundas y utilizaran palos y piedras sin manufacturar como instrumentos. Desconocían el uso del fuego. Las débiles crestas sagitales suponen que no tenían un potente aparato masticador, si bien parece que los productos duros y abrasivos iban cobrando importancia.

Hábitat: orillas lacustres con vegetación boscosa y zonas abiertas en mosaico. Para Aiello y Andrews (2000) sus rasgos en mosaico aseguran que exploraba distintos hábitats. Se trata del mismo hábitat en el que vivió su cronoespecie predecesora, Australopithecus anamensis. A pesar de que el paisaje no había cambiado, la dieta de afarensis aumentó en variedad. Su alimentación, oportunista, estaba compuesta en gran parte por vegetales, pero también por huevos, reptiles, termitas e insectos diversos. La enzima trehalasa está presente en nuestro intestino y sirve para digerir el azúcar trehalosa, abundante en los caparazones de los insectos. Según Wynn, Cerling, Sponheimer et al (2013), además de hojas y frutas se alimentaba de grandes cantidades de pastos C4 y juncias (un 22% en promedio); también consumía algunas plantas suculentas. En el análisis de microdesgaste realizado por Lucas K. Delezene et al (2013), no se hallaron pruebas de que afarensis procesara alimentos duros o de que la función del P3 inferior cambiase a lo largo del tiempo.

Denise F. Su y Terry Harrison  revisan el cuerpo de evidencia acumulada que permite una reconstrucción detallada del paleoambiente del Plioceno de Laetoli, uno de los sitios de donde se han recuperado fósiles de afarensis
  • Laetoli era un mosaico de hábitats de pastizales, matorrales, bosques con extensa vegetación leñosa en forma de arbustos y matorrales, así como una importante presencia de bosques densos a lo largo de los cursos de los ríos y manantiales permanentes. 
  • La vegetación estuvo probablemente afectada por la disponibilidad fuertemente estacional de agua y por la ceniza volcánica que cubrió periódicamente la zona. 
Una comparación con los paleoambientes de otros sitios donde han aparecido restos de A. afarensis y una revisión de su comportamiento dietético inferido, sugieren que A. afarensis era un generalista ecológico que era capaz de consumir una amplia variedad de recursos alimenticios en los hábitats de mosaico, aunque las abundancias diferenciales en los diferentes sitios podrían ser indicativas de requisitos ecológicos específicos que afectaron a su éxito en ambientes particulares.

Australopithecus afarensis