jueves, 31 de julio de 2014

Barranc de la Boella y la aparición del Achelense en Europa

Tipo Regular sobre fondo negro: Yacimientos modo 1 datados antes de 800 ka.
Cursiva sobre fondo negro: Yacimientos achelenses datados antes de 800 ka (fechas discutibles). Josép Vallverdú et al han datado Boella en ca 1 Ma.
Tipo Regular en caja transparente: Yacimientos modo 1 tardío datados entre 800 y 500 ka.
Cursiva en caja transparente: Yacimientos achelenses datados entre 800 y 500 ka. 
Cursiva sin caja: Yacimientos modo 2 sin grandes herramientas de corte y tipo achelense.
Atapuerca TD10.1: achelense tardío y transición al modo 3.
M. Mosquera et al (2013).
Los problemas de datación de los yacimientos líticos y las dudas acerca de una colonización temprana de Europa por parte de homínidos del grado erectus, añadidas a la controversia acerca de si la Península Ibérica fue abordada a través del Estrecho de Gibraltar o como etapa final después de haber recorrido dificultan el estudio de las primeras culturas europeas.

Es paradójico que el elemento central del achelense, el hacha de mano o bifaz, se encuentra ausente en muchos lugares antiguos con presencia de homínidos en Europa. Hay que esperar a algo parecido a una segunda oleada de colonización, en el entorno de 0,5 Ma, para que los bifaces abunden. Entre 0,5-0,3 Ma, el achelense pleno aparece en varios lugares de Europa y Homo heidelbergensis está fuertemente asociado con esta tecnología. Los sitios clactonienses y tayacienses del norte de Europa son una variante del achelense.

HOMO EN EUROPA ENTRE 1,3 Y 0,73 MA. Juan Manuel Fernández López.
PERIODO MA
FÓSILES
TECNOLOGÍA
1,4-0,9
No ha sido identificada la especie, que se denomina, provisionalmente, especie ñ
Modo 1 muy pobre
0,9-0,73
Homo antecessor
La presencia de dos tradiciones  tecnológicas indica la coexistencia de diferentes demos
Modo 1 evolucionado
LCT
0,7-0,615
Homo antecessor en proceso de extinción.
Oleadas migratorias sin éxito demográfico.
Modo 1
Modo 2 pobre
0,615-0,2
Grado Heidelbergensis
Modo 2 pleno
0,2-0,027
Homo neanderthalensis
Modo 2
Modo 3. Musteriense.

Josep Vallverdú, Palmira Saladié, Antonio Rosas, Rosa Huguet, Isabel Cáceres, Marina Mosquera, Antonio García-Tabernero, Almudena Estalrrich, Iván Lozano-Fernández, Antonio Pineda-Alcalá, Ángel Carrancho, Juan José Villalaín, Didier Bourles, Régis Braucher, Anne Lebatard, Jaume Vilalta, Montserrat Esteban-Nadal, Maria Lluc Bennàsar, Marcus Bastir, Lucía López-Polín, Andreu Ollé, Josep Maria Vergés, Sergio Ros-Montoya, Bienvenido Martínez-Navarro, Ana García, Jordi Martinell, Isabel Expósito, Francesc Burjachs, Jordi Agustí y Eudald Carbonell han estudiado el conjunto lítico del Barranc de la Boella (La Canonja, España) datado en 0,96-0,781 Ma, que incluye herramientas de corte de gran tamaño (LCT). Para Europa, se considera que las LCT son un marcador del achelense, aunque en África están presentes en los conjuntos oduvaienses evolucionados.

Figura 6 Barranc de la Boella herramientas de corte de gran tamaño (LCT).
LCTs del Barranc de la Boella.
a). Nivel 2 de P1L.
b). Nivel 2 de EF.

  • El conjunto lítico más significativo se ha recuperado en el nivel 2 de la unidad P1L (n = 125). La materia prima predominante es el sílex, aunque también se utilizó esquisto, cuarzo, piedra arenisca, granito y cuarcita, todos ellos disponibles a nivel local. Este conjunto se compone de tres martillos y siete hendidores fracturados; tres núcleos reflejan descamación unipolar y ocasionalmente centrípeta; 45 escamas, 37 escamas rotas y fragmentos de escama y 21 fragmentos angulares. Hay sólo ocho lascas retocadas, todas ellos muescas y denticulados. Se incluye una LCT: un pico a partir de una escama de esquisto muy gruesa. Alrededor del 17% de las escamas son de menos de 20 mm de largo. Se encontraron 11 grupos de retocados que apoyan la integridad del conjunto lítico.
    • El conjunto puede corresponder con el sitio de matanza de un único herbívoro grande.
  • De los niveles 2, 3 y 4 de la unidad EF II se han recuperado 104 artículos, incluyendo 3 martillos, 11 hendidores y hendidores fracturados hechos principalmente de pizarra y un núcleo de cuarzo unipolar. El grupo de artefactos hechos de pedernal incluye 7 núcleos, 46 lascas, 14 escamas rotas y seis lascas retocadas (denticulados). El conjunto también contiene una cuchilla hecha de una escama de esquisto masiva, una herramienta de corte de cuarcita, dos hendidores unifaciales, una posible hacha de mano de pizarra y un pequeño pico de granito.
    • Podría tratarse de una deposición fluvial (secundaria).
  • De los niveles 1, 2 y 3 de la unidad LM II se recuperaron 79 artefactos, incluyendo 2 martillos hechos de piedra arenisca y cuarzo, 9 hendidores fracturados de diferentes materias primas, 3 hendidores unifaciales de pizarra y una herramienta de cortar de pórfido; y cinco núcleos de sílex apenas tallados. Los productos de talla de sílex en incluyen 25 escamas, 21 escamas rotas y fragmentos de escamas, y siete lascas retocadas (principalmente muescas y denticulados).
    • Podría tratarse de una deposición fluvial (secundaria).
  • Un diagnóstico tecnológico preliminar de los conjuntos P1L y EF apunta al Achelense Temprano.

Modelo de evolución del olduvaiense al achelense al sur del Sahara. Juan Manuel Fernández López.
Según los autores, en el último Pleistoceno Inferior coexistían en la península ibérica dos tradiciones tecnológicas, de forma similar a lo que sucedía al sur del Sahara, lo que indica diferentes eventos de dispersión de homínidos.
La cronología de los conjuntos del Barranc de la Boella indica que la tradición técnica achelense apareció por primera vez en Europa en torno a 0,96-0,781 Ma.
  • Para las dataciones se ha utilizado la litoestratigrafia (observaciones sobre las características de los sedimentos), el paleomagnetismo (la medida de la orientación polar de los minerales ferromagnéticos de los sedimentos), la bioestratigrafía (la estimación de la cronología relativa de los macrovertebrados y los microvertebrados) y la datación absoluta mediante la medida de los isótopos radioactivos del Aluminnio y el Berilio acumulados en los cuarzos que contienen los sedimentos.
Estos hallazgos sugieren que los primeros conjuntos líticos LCT aparecieron en el suroeste de Europa durante episodios de dispersión anteriores a la colonización definitiva de la Eurasia templada.

Enlace
Comunicado del IPHES
El Achelense en Europa

Figure 1 Geographical and temporal distribution of key Acheulian sites out of sub-Saharan Africa.
Distribución geográfica y temporal de los principales yacimientros achelenses fuera de África Subsahariana.
1, Thomas Quarry 1 - Casablanca, Marruecos;
2, Ternifine y Errayah, Argelia;
3, Barranc de la Boella, España;
4, La Noira, Francia;
5, Ubeidiya y Gesher Benot Yaacov, Israel y Buia, Eritrea;
6, Attirampakkam e Isampur, India;
7, Sangiran, Java; y Bose, China.