viernes, 13 de junio de 2014

Hipótesis de Integración para explicar la evolución del lenguaje humano.

Shigeru Miyagawa, Shiro Ojima, Robert C. Berwick y Kazuo Okanoya formulan la Hipótesis de Integración para explicar la evolución del lenguaje humano.

Según esta hipótesis, el lenguaje humano surgió de la combinación fortuita de dos sistemas preexistentes desarrollados para otras tareas funcionales.
  • El sistema E(xpresión) sería similar al canto de los pájaros: una misma canción sirve para varias funciones distintas.
  • El sistema L(exical) sería parecido al encontrado en otros primates, que delimitan los predicados con uno o más argumentos, tales como combinaciones de llamadas.
La importancia de esta explicación es que da cuenta del origen del lenguaje humano, una apomorfia, en base a una combinación de formas de comunicación que están presentes en una diversidad de especies.

Dada la proximidad evolutiva entre los humanos y otros primates, la estructura léxica puede remontarse a los primates no humanos y sus llamadas de alarma y sistemas de L similares. No puede decirse lo mismo de la estructura de expresión y canto de los pájaros. Los ancestros de los pájaros actuales y los mamíferos se separaron hace 300 millones de años, lo que sugiere una evolución convergente o independiente de estos sistemas en las aves y los seres humanos.

La otra posibilidad evolutiva es que los sistemas E estuviesen presentes en los ancestros comunes de humanos y primates no humanos, o incluso en todo el linaje de los mamíferos.
  • Los sistemas E pueden estar presentes en medida limitada en los primates no humanos. Los gibones (Hylobatidae) emiten canciones largas y complejas para marcar el territorio anuncio, atraer a una pareja y fortalecer los vínculos familiares. Las canciones masculinas pueden ser flexibles en el orden de las notas (elementos de la canción). La transición de una nota a otra parece ser probabilística, de forma análoga al canto ce ciertos pájaros.

Shigeru Miyagawa, Robert C. Berwick y Kazuo Okanoya (2013)
Reseña del MIT
Comentarios de Tanya Lewis