viernes, 6 de junio de 2014

Cueva Sibudu, estudio de un yacimiento post-HP

Figure 2 The archaeological site of Sibudu.
Yacimiento de Sibudu y situación
El sitio arqueológico de Sibudu es un gran refugio de piedra situada sobre el río Tongati (también escrito "uThongathi") en KwaZulu-Natal a unos 40 km al norte de Durban, a 15 km del Océano Índico.

Manuel Will, Gregor D. Bader y Nicholas J. Conard han examinado los seis conjuntos líticos superiores, muy similares entre sí (BM-BSP; 59.390 artefactos, de ellos 2.649 piezas>25 mm), recuperados entre 2011-2013.

Algunos estudios invocan un modelo de evolución cultural discontinua para los humanos modernos en el que, tras el SB y el HP, la cultura material compleja desaparece bruscamente en el MSA de África del Sur, y lo atribuyen a causas ecológicas y sobre todo a colapsos demográficos. Los conjuntos de Sibudu refutan las afirmaciones de que los humanos modernos que vivieron después de la HP, poseían una tecnología lítica sencilla y poco estructurada. Disponemos de amplia evidencia de comportamientos tecnológicos avanzados y organización doméstica de las poblaciones humanas modernas que vivieron en Sibudu a partir de ~58 ka y hasta 37 ka. Los conjuntos líticos de Sibudu muestran una combinación distinta y hasta ahora única de rasgos tecno-tipológicos, aunque con varios paralelos, en particular en los yacimientos más cercanos Rose Cottage Cave y Umhlatuzana, lo que apoya el uso de la nomenclatura "sibudiense" para estructurar el MSA del sur de África y como punto de partida para las comparaciones con otros conjuntos de MSA de este periodo de tiempo:
  • La secuencia "post-HP" de Sibudu contradice el derrumbe de población.
  • Hay muchas evidencias de uso repetido de hogares.
  • Igualmente, de camas a base de juncos.
  • Se producía polvo de ocre y se utilizaba para obtener el adhesivo para el enmangamiento de herramientas de piedra. Un fenómeno particular, son las grandes manchas de color sobre las cenizas cementadas de hogares quemados. Wadley (2010) sostiene que estas cenizas cementadas sirvieron de superficies de trabajo para la producción de polvo de ocre, lo que sugiere un uso especialmente amplio de esta materia prima.
  • Se han recuperado algunas herramientas de hueso.
  • Los talladores en Sibudu utilizaron una variedad de materias primas líticas. La mayor parte locales, incluyendo la dolerita, cuarcita, cuarzo blanco lechoso y arenisca. Las materias primas alóctonas están representadas principalmente por hornfels (corneana), con piezas raras de jaspe y cripto-silicatos cristalinos. Se observa coherencia en la elección y la variedad de materias primas. Los patrones observados de economía de la materia prima se mantienen por igual a lo largo de BM-BSP. Los análisis sugieren un mayor énfasis en el retoque y la preservación de hornfels, de grano fino y fácil de tallar, pero con bordes a menudo frágiles que tienden a romperse. Mientras dolerita y hornfels muestran secuencias de reducción en su mayoría completas, cuarcita, cuarzo, piedra arenisca, piedra de jaspe y cripto-silicatos exhiben secuencias de fabricación truncadas.
  • El análisis cuantitativo demuestra que los positivos sin retocar constituyen la principal categoría de artefactos de piedra en todas las capas (> 69%). La característica más notable de los conjuntos es su extraordinariamente alta proporción de retocados (hasta el 27%) en comparación con otros sitios de la MSA que a menudo se caracterizan por menos del 2% de retocados.
  • Las escamas constituyen el tipo más frecuente de positivos producidos (~ 70%). Las cuchillas y escamas convergentes marcan un aspecto importante y persistente de todos los conjuntos. La mayoría de las hojitas (n = 9; 0,4%) parecen ser los subproductos del sistema de laminar, que se centró en la fabricación de cuchillas.
  • Las piezas son relativamente grandes y aumentan de tamaño a lo largo de la secuencia, pero en similar forma y relación longitud anchura, lo que sugiere un enfoque uniforme para producir hojas con dimensiones y formas estandarizadas.
  • Coexisten tres estrategias de reducción de núcleo. Por orden de importancia: paralela (en su mayoría Levallois), plataforma, e inclinada (discoide). Se observa también la talla bipolar en unos pocos núcleos.
  • Se empleban asimismo diferentes técnicas, con el uso predominante de martillo suave de piedra con percusión interna directa.
  • En los niveles más jóvenes BSP y SPCA, los talladores hicieron un uso menos eficiente de los materiales líticos
  • Desde un punto de vista tipológico tradicional, los seis conjuntos estudiados se caracterizan por las puntas retocadas unifacialmente, seguidas por un número mucho menor de raspadores. Hay un marcado aumento de raspadores en las capas superiores BSP-MA. En general, sin embargo, el alcance y la frecuencia de los tipos de herramienta es homogéneo.
  • Desde un punto de vista técnico-funcional, los tongatis y ndwedwes (Conard, Porraz y Wadley, 2012) son las herramientas más abundantes y constituyen el sello distintivo del yacimiento.
  • También se examinaron los aspectos tecnológicos para evaluar el retoque. La mayoría de las herramientas están hechas de copos regulares. Los retoques se aplican predominantemente a la cara dorsal de los positivos y sólo en raras ocasiones al lado ventral o bifacialmente. Pequeños negativos escalonados, son el tipo más abundante de modificación en los bordes de la herramienta. Muchas veces el retoque es intenso e invasivo, con varias capas de pequeños negativos superpuestos. La modificación a menudo cubre largas partes de los bordes de los artefactos, lo que indica abundante retoque y reciclaje. En cuanto a la preservación de las herramientas, sólo un tercio está en completo estado.
MSA
Figura 1 El área de excavación y secciones estratigráficas de la secuencia de "post-HP" de Sibudu.
Excavación y estratigrafía de Sibudu