sábado, 17 de mayo de 2014

La chica de Hoyo Negro revela que los nativos americanos actuales están relacionados con los paleoamericanos más antiguos

Una foto de un buzo y un cráneo.
Situación de Hoyo Negro
James C. ChattersDouglas J. KennettYemane AsmeromBrian M. KempVictor PolyakAlberto Nava BlankPatricia A. BeddowsEduard ReinhardtJoaquin Arroyo-CabralesDeborah A. BolnickRipan S. MalhiBrendan J. CulletonPilar Luna ErreguerenaDominique RissoloShanti Morell-Hart y Thomas W. Stafford Jr describen un esqueleto casi completo de una adolescente de unos 15-16 años (Naia; en griego, ninfa del agua) con un cráneo intacto y DNA preservado hallado en 2007 por el equipo de Alberto Nava (National Geographic) a más de 40 m bajo el nivel del mar en Hoyo Negro, un pozo profundo dentro del sistema de cuevas Sac Actun, Península de Yucatán (México), asociado a fauna extinta.datado en 13-12 ka. La datación se realizó mediante un análisis de uranio-torio a partir del esmalte dental y se confirmó con dataciones de los espeleotemas minerales que crecieron en los huesos, semillas, carbón, guano de murciélago frutero y racimos de calcita. Hoyo Negro estaba seco en el momento en que el  cuerpo de Naia cayó en él y se sumergió hace 10 ka. Se trata del esqueleto más antiguo de un paleoamericano localizado hasta la fecha.

Muestra caracteristicas craneofaciales paleoamericanas: rostro estrecho con los ojos muy separados y frente prominente y baja; nariz baja y plana; y los dientes proyectados hacia fuera. Presenta signos de caries dental y osteoporosis.
La talla es pequeña (1,5 m) y la constitución frágil.
Su ADN-mt pertenece al haplogrupo D1, que se cree procede de Beringia, y es exclusivo actualmente de los nativos americanos incluyendo sudamérica.
Por tanto, el cráneo de Naia no se parece físicamente al de los actuales nativos americanos, pero el ADN-mt nos indica que están relacionados genéticamente. Las diferencias craneofaciales entre los paleoamericanos y los actuales nativos americanos probablemente sean el resultado de una evolución in-situ, quizá con neotenia, y no de la procedencia de distintos ancestros.
El cráneo de Naia en el suelo de Hoyo Negro, tal como apareció en diciembre de 2011, después de haber rodado en una posición casi vertical.  (Roberto Chávez Arce)
Cráneo de Naia en la cueva. Roberto Chávez Arce.
The skull of Naia as it was discovered in 2007, resting against the left humerus (upper arm bone). (Daniel Riordan Araujo)
Parte de los restos hallados en la cueva. Daniel Riordan Araujo.


Cráneo de Naia.
Una foto de un muchacho que llevaba restos de un monitor de la computadora en la cabeza.
Traslado del cráneo de Naia. Paul Nicklen. National Geographic.