martes, 4 de febrero de 2014

La herencia neandertal contribuyó a la adaptación a climas fríos, pero fue nociva en general

Sriram Sankararaman, Swapan Mallick, Michael Dannemann, Kay Prüfer, Janet KelsoSvante Pääbo, Nick Patterson y David Reich han estudiado la introgresión neandertal en los humanos actuales no africanos, llegando a las siguientes conclusiones:
  • Los genes que afectan a la queratina muestran una alta frecuencia de alelos neandertales, lo que indica que esta introgresión podría haber ayudado a los humanos modernos a adaptarse a entornos no africanos. 
  • Se han identificado varios alelos de procedencia neandertal que confieren riesgo para la enfermedades como la diabetes tipo 2, la enfermedad de Crohn, el lupus, la cirrosis biliar y que afectan al sistema inmune.
  • Las regiones con reducida ascendencia neandertal aparecen enriquecidas en genes (mayor selección que en otras regiones), lo que implica selección para eliminar material genético nocivo derivado de los neandertales.
  • Los genes más altamente expresados en los testículos son especialmente reducidos en ascendencia neandertal.
  • La ascendencia neandertal es muy reducida en el cromosoma X, lo que sugiere que los alelos neandertales causaron disminución de la fertilidad en los varones, y de ello se deriva su escasa conservación en el genoma del humano moderno.
  • No se ha hallado ascendencia neandertal en el cromosoma 7. El gen FOXP2, asociado con el lenguaje, se encuentra justo en el centro de este cromosoma.
Relaciones filogenéticas entre neandertales y sapiens: contacto e hibridación