domingo, 17 de noviembre de 2013

Proyectiles de Gademotta, datados en más de 279 ka, confirman un origen arcaico del comportamiento moderno

Figura 1 Ubicación y estratigrafía del Gademotta Fm.
Localización y estratigrafía de la Formación Gademotta. (1) Herto, (2) Gademotta, y (3) Omo Kibish.

Yonatan Sahle, W. Karl Hutchings, David R. Braun, Judith C. Sealy, Leah E. Morgan, Agazi Negash y Balemwal Atnafu han estudiado 266 artefactos de obsidiana hallados en la Formación Gademotta, Etiopía, provenientes de una fuente cercana y datados entre más de 279 ka a 105 ka.
De los 226 artefactos convergentes (171 herramientas puntiagudas -puntas Levallois, musterienses típicas y atípicas, retocadas con adelgazamiento basal y bifaciales) y 95 fragmentos de punta), en 141 se identificó un patrón de fractura atribuible al impacto de su uso como arma, y en 16 se llegó a la conclusión de que correspondían a armas de proyectil compuestas, 8 de ellas correspondientes a las dataciones más antiguas (sitios ETH-72-8B y GDM7).

Hasta el momento no se conocían artefactos de este tipo datados en más de 80 ka.

En combinación con las pruebas arqueológicas, fósiles y genéticas existentes, estos datos confirman el Este de África como fuente de culturas modernas y la biología.

La datación de estos artefactos precede en unos 85 ka a la del primer fósil de HAM conocido.

Teorías sobre la aparición del comportamiento moderno

Figura 2 Una muestra de Gademotta señaló artefactos exhiben micro y macrofracture características indicativas de las armas de proyectil.
Algunos ejemplares de Gademotta. Microfracturas ampliadas.