viernes, 11 de octubre de 2013

Origen reciente de la piel blanca

Se cree que la correlación inversa entre la pigmentación de la piel y la latitud observada en las poblaciones humanas ha sido moldeada por las presiones selectivas que favorecen una piel más clara, a fin de facilitar la síntesis de vitamina D en las regiones alejadas del Ecuador.

Sandra BelezaMurias António dos SantosBrian McEvoyIsabel AlvesCláudia MartinhoEmily CameronMark D. ShriverEsteban J. Parra y Jorge Rocha han analizado el genoma de 50 personas con ancestros europeos y 70 personas con ascendencia subsahariana, para proporcionar un marco temporal para la evolución de la pigmentación.
Según sus conclusiones, los genes relacionados con la piel pálida (TYRP1, SLC24A5 y SLC45A2) se extendieron entre las poblaciones europeas hace tan sólo 19-11 ka. Otro gen relacionado con la piel pálida, KITLG, compartido por europeos y asiáticos, se extendió hace 30 ka.
Los autores sugieren que estos patrones se vieron influidos por el mayor tamaño de las poblaciones humanas, lo que favoreció la acumulación de variantes ventajosas en diferentes loci.