lunes, 28 de octubre de 2013

Estudio de los hallazgos de Moula-Guercy

En las excavaciones llevadas a cabo en la cueva Moula-Guercy, Ardèche, Francia, en la década de los 1990, se recuperaron 108 especímenes de homínidos datados en 120-100 ka.
  • Ben Mersey, Rebecca S. Jabbour, Kyle Brudvik y Alban Defleur describen 24 restos de huesos de la mano y del pie. Los restos de la mano muestran alguna característica neandertal. Incluyen una cara lateral orientada parasagitalmente de la segunda articulación del metacarpo con el capitate, una apófisis estiloides corta, una ancha superficie articular proximal en el tercer metacarpiano y tuberosidades apicales totalmente expandidas en la parte distal de las falanges en relación con los humanos modernos. Los restos del pie incluyen varios elementos incompletos, como un par de antímeros naviculares, cuneiforme medial y cuboide , y un único elemento completo de cada uno de los segmentos distales (metatarsianos, falange proximal, falange intermedia y falange distal). Las diáfisis son relativamente amplias para la longitud de los metatarsianos y las falanges y los anclajes musculares grandes y prominentes, todo ello compatible con la morfología neandertal.
  • Ben Mersey, Kyle Brudvik, Michael T. Black y Alban Defleur describen y comparan 39 restos que no incluyen huesos de la mano o del pie. Entre ellos, un fémur de adulto, algunas clavículas, un probable par de antímeros de la cabeza del radio, y un ramus superior púbico casi completo. Los análisis de este material indican una clara afinidad con los neandertales por la presencia de grandes y robustos anclajes musculares, corticales gruesos en los huesos largos, rama púbica larga, y un eje de clavícula superoinferiormente aplanado. Los restos recuperados revelan la presencia de un macho adulto, un individuo maduro más pequeño, posiblemente una hembra en edad reproductiva, un individuo inmaduro de 10-12 años de edad, y un segundo individuo inmaduro de 4 años de edad.
Yacimientos neandertales