lunes, 7 de octubre de 2013

Armas de hueso de ballena circulaban por los Pirineos en el Magdaleniense.

Gruta de Espélugues, Lourdes: Artefactos de hueso de ballena.
La importancia de los recursos costeros de Europa occidental a finales del Paleolítico Superior ha sido reevaluada en los últimos años gracias a un creciente cuerpo de evidencia arqueológica, incluida la identificación de más de 50 implementos de hueso de ballena en el nivel Magdaleniense de la cueva de Isturitz (Pirineo Occidental).

Jean-Marc Pétillon ha revisado los hallazgos de veintitrés yacimientos magadalenienses del lado norte de los Pirineos. En once de ellos, se hallaron un total de 109 artefactos de hueso de ballena, en su mayoría cabezas de proyectil de grandes dimensiones. Su distribución geográfica muestra que el hueso de ballena era exclusivamente de origen atlántico, y que los objetos hechos de este material fueron transportados a lo largo de los Pirineos hasta la parte central con distancias de viaje de al menos 350 km desde la costa. Este fenómeno parece haber tenido lugar durante la segunda mitad del Magdaleniense Medio y la primera mitad del Magdaleniense Tardío, ca 17,5-15 ka. Se demuestra así la existencia de una red de interacción duradera que incluía la circulación de las herramientas habituales. Además, las diferencias en las cabezas de los proyectiles de hueso entre el Magdaleniense Medio y el Superior indican un proceso evolutivo en el diseño de armas de caza.

Enlace
Magdaleniense