jueves, 5 de septiembre de 2013

Los cráneos del grado erectus y de otros homínidos del Pleistoceno Medio, comparados.

Izquierda: KNM-ER 3733. Derecha: HAM.
G. Philip Rightmire ha investigado la relación entre el volumen del cerebro, dimensiones, forma craneoespinal y algunos caracteres faciales en Homo erectus y otros homínidos del Pleistoceno Medio de dudosa adscripción, hallados en Dmanisi, Koobi Fora, Zhoukoudian, Sangiran, Nariokotome, Ngawi, Ngandong, Daka, Sambungmacan, Olduvai, Petralona, Broken Hill, Sima de los Huesos, Bodo, Ndutu, y Omo, para identificar los rasgos que han evolucionado de forma independiente al volumen del cerebro. Según los resultados, estos rasgos incluyen:

  • La ampliación del frontal anterior.
  • La expansión lateral de la bóveda parietal
  • La elevación de la cuerda lambda-inion
  • El contorno sagital redondeado del occipital
El volumen promedio del cerebro de H. erectus es de cerca de 950 cc, mientras que en una serie de cráneos del Pleistoceno Medio de África y Europa , el volumen es de aproximadamente 1.230 cc. Los rasgos que han evolucionado de forma independiente al volumen, ayudan a resolver el problema del reconocimiento de las especies y apoyan los argumentos de especiación en el Pleistoceno Medio.

Enlace

Cráneos de Homo erectus y un homínido del Paleolítico Medio. En ambos individuos, el contorno frontal es aplanado, mientras que la cara es masiva y sobresale de la parte anterior de la caja craneal.
(a) Sangiran 17 muestra un volume de 1.004 cc. El parietal es relativamente corto. El occipital está fuertemente flexionado, con un gran plano nucal.
(b) Broken Hill tiene un volumen de 1.280 cc, una bóveda cranial alta y un arco bregma-lambda más largo. El occipital está expandido con relación al plano bajo la nuca.

Árboles evolutivos alternativos que muestran las relaciones entre Homo erectus y los homínidos del Paleolítico Medio, los neandertales y los HAM.
a. Las poblaciones del Pleistoceno Medio y posteriores se agrupan en un grado sapiens.
b. Existen al menos dos linajes además de erectus y HAM. Una rama europea, comparte apomorfias con los neandertales y puede distinguirse de un segundo linaje localizado en África (Homo rhodesiensis).
c. Las diferencias morfológicas entre los especímenes europeos y africanos son pequeñas y pueden atribuirse a variación geográfica e intraespecífica. Si la mandíbula de Mauer es el hipodigma, el nombre apropiado para esta especie, es Homo heidelbergensis


Mediciones de la amplitud craneal. Petralona se parece a erectus mientras que SH4 (Sima de los Huesos) muestra un abombamiento parietal muy pronunciado.
Índice de expansión de la bóveda media (XPB / XCB). Las proporciones Broken Hill (BH), Bodo,Omo 2, SH 4 y SH5 son más "modernas" de las de H. erectus.

Curvatura sagital del occipital (OCA). La tendencia dentro de H. erectus es negativa y significativa. Los cráneos del Pleistoceno Medio no muestran covariación detectable. El cráneo de Petralona se asemeja a la condición del erectus, pero otros individuos (Omo 2, Ndutu, SH4 y SH5) tienen valores más grandes para OCA, lo que indica que la curvatura del occipital es mayor que lo que predice una expansión alométrica.
Desarrollo supraorbital (TOR), en relación al volumen medio del cráneo (GMN). Los cráneos del Pleistoceno Medio siguen la tendencia establecida para erectus, pero muestran mucha mayor variación individual.
Anchura del frontal. Dentro de las poblaciones africanas y asiáticas de H. erectus, la anchura postorbital (LFB) y el ancho frontal máximo (XFB) están altamente correlacionados. Los cráneos de Dmanisi (D2700, D2282), Sambungmacan 4 y Ngandong 11, muestran menor estrechamiento, mientras Sangiran 2 muestra una mayor constricción frontal. En los homínidos del Paleolítico Medio, sólo Ndutu cae por debajo de la línea de regresión de H. erectus.