miércoles, 17 de julio de 2013

En los bonobos, mandan las hembras sexys

Jack y Susi. Pareja de bonobos del Parque Nacional de Salonga. Caroline Deimel.
La dominación femenina en los bonobos se ha explicado en base a coaliciones de hembras que suprimen la agresión masculina. Otros piensan en un escenario evolutivo en el que las hembras prefieren a los machos no agresivos lo que convierte la agresividad masculina en un rasgo no adaptativo.

Martin Surbeck y Gottfried Hohmann,  han analizado, en una comunidad cerca del Parque Nacional de Salonga, en la República Democrática del Congo, las relaciones de dominación entre los bonobos salvajes, machos y hembras, en especial el alto rango de la condición social de algunas hembras.
Según sus conclusiones, no son las alianzas femeninas las que operan en la resolución de conflictos y en la dominancia femenina. El contexto del conflicto no parece ser relevante para su resultado.

Descubrieron que sólo dos factores tienen una influencia significativa en el resultado de los conflictos intersexuales:
  • La motivación femenina para ayudar a la descendencia.
  • El atractivo sexual. Las hembras tienen más probabilidades de ganar los conflictos contra los hombres en los momentos en que les presentan hinchazones sexuales que indican elevada fecundidad.

Chimpancés