lunes, 3 de junio de 2013

Nuevo estudio sobre la interacción entre emoción, motivación y cognición en bonobos y chimpancés.

Fotografías tomadas en los experimentos de Rosati y Hare.

Alexandra G. Rosati y Brian Hare estudiaron las preferencias en Pan paniscus y Pan troglodytes sobre qué riesgos asumir y cuando hacerlo, evaluando si las emociones y motivaciones quedan afectadas por el resultado de sus decisiones.
  1. Los chimpancés son más pacientes y más propensas al riesgo que los bonobos. Están más dispuestos a esperar por recompensas más grandes, si bien exhiben respuestas emocionales más negativas cuando lo hacen.
    • Es posible que la mayor propensión al riesgo de los chimpancés sea una adaptación a la estacionalidad de los recursos, a la dificultad de acceso y a la mayor compentencia, mientras que para los bonobos los recursos son más estables.
  2. En las dos especies las emociones y motivaciones quedan afectadas por la toma de decisiones. Los bonobos modifican sus respuestas en base a resultados anteriores, mientras que los chimpancés no modifican sus elecciones por la experiencia previa.
  3. Algunas respuestas emocionales y motivacionales son comunes a nivel de especie mientras que se detectan diferencias individuales en la toma de decisiones. 
  4. En simios y humanos, las emociones y motivaciones son afectadas de forma similar por la toma de decisiones.
Las diferencias de comportamiento entre bonobos y chimpancés y su correspondencia con variaciones en la morfología cerebral pueden proporcionar indicios sobre el origen evolutivo del comportamiento humano.
Por otra parte, estos estudioss pueden ayudar a explicar los sesgos de comportamiento y los comportamientos irracionales de los humanos.





Chimpancés