domingo, 10 de marzo de 2013

Aparición de los neandertales

Los neandertales constituyen un grupo geográficamente marginal que se desarrolló en condiciones muy especiales, en el límite del área de extensión de los homínidos, lejos de las zonas tropicales y en una región relativamente aislada. (Hublin, 2001).

A la luz de los hallazgos y en función de cómo se clasifiquen, tenemos varias alternativas en cuanto al momento de su aparición:
  • Una aparición temprana, si los fósiles europeos arcaicos de los primeros momentos del interglaciar Mindel-Riss, o incluso anteriores, pertenecen ya al clado neandertal. 
  • Una aparición intermedia, si los ejemplares de Ehrigsdorf (Weimar, Alemania), Pontnewydd (Gales) o Saccopastore (Italia) son los primeros neandertales. 
  • Una aparición tardía si entendemos con Clark Howell (1952) que los neandertales se extienden por Europa a comienzos de la glaciación Würm (0,115 mda). 
En general, se acepta que los neandertales vivieron desde 230 ka hasta 30 ka. Un estasis considerable de 200 ka.

Los análisis del ADN-mt han situado la Eva mitocondrial neandertal hace 140 ka, más reciente que nuestra Eva mitocondrial, que se sitúa en África hace unos 150 ka. Aquélla fecha es coincidente con dos evidencias independientes: la recuperación de las temperaturas después del dramático máximo glacial correspondiente al estadio isotópico 6, que finalizó hace unos 135 ka años, y la aparición en el registro fósil de la morfología neandertal típica, representada por restos como los de Krapina (Croacia) o Saccopastore (Italia), datados en hace unos 130 ka. Parece evidente que las poblaciones neandertales fueron modeladas demográficamente por procesos climáticos que determinaron fuertes cuellos de botella poblacionales

Para John Hawks (2012), según las evidencias genéticas, los neandertales y la población de sapiens en África comenzaron a diferenciarse en algún momento antes de hace 250 ka. Pero los heidelbergensis parecen tener algunas características similares a los neandertales. Están abiertas distintas posibilidades:
  • Que los antepasados de los africanos y los neandertales vivieran fuera de África. 
  • Que la mayor parte de los ancestros de los neandertales salieron de África, más recientemente, tal vez en los últimos 150 ka, y se mezclaran con la población europea anterior. 
  • Que los ancestros neandertales y africanos vivíeran en Europa y África, respectivamente, con una alta tasa de flujo de genes entre ellos. 
Los neandertales evolucionaron en Europa en condiciones de aislamiento geográfico y, como consecuencia, de aislamiento genético durante todo el Pleistoceno medio. En cambio, los fósiles del Pleistoceno medio africano (aunque muy similares morfológicamente a sus parientes próximos del Pleistoceno medio europeo) serían antepasados exclusivamente de Homo sapiens.